República Dominicana

Historia

¿Qué es el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados?

El Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados, fue fundado el 30 de julio del año 1962, mediante la Ley 5994, Emitido por el Presidente Rafael F. Bonnelly por la necesidad de contar con un organismo autónomo de nivel nacional, constituido con capacidad técnica, administrativa y financiera suficiente para dotar de sistemas adecuados de abastecimientos de aguas potables y disposición de aguas residuales y pluviales a las poblaciones urbanas y rurales del país.  Esto con el objetivo de Satisfacer plenamente las necesidades y demandas de la población urbana, peri urbana y rural del país ubicada en su área de jurisdicción operacional, con servicios de agua potable de calidad adecuada bajo el punto de vista físico-químico, bacteriológico y organoléptico, confiables, continuos, con presiones adecuadas, con cobertura total, a costos razonable y en la cantidad necesaria para atender el consumo racional de la población, así como del servicio de recolección, transporte y disposición final de las aguas servidas, sin causar impactos negativos en la salud o en el ambiente, y contribuir al mejoramiento de los niveles de bienestar, salud y desarrollo.

Decretos emitidos por el organismo

  • Ley no. 5994 de 1962 mediante la cual se crea INAPA.
  • Cronología Historica del organismo

    1962 -  Es creado el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA). 

    Objetivos Específicos

    • Elaborar, mediante una amplia consulta del personal a todos los niveles, directo e indirecto, y de los involucrados del entorno, e implementar un Plan Estratégico de la institución que incluya los objetivos, metas, políticas y estrategias a ser desarrollados en el corto, mediano y largo plazo, tanto en las áreas de planificación física, financiera y organizacional y sirva de “carta de ruta” para los programas de inversión y de fortalecimiento y modernización institucional.

    • Suministrar servicios de agua potable a la población ubicada en su área de jurisdicción operacional con cobertura total, calidad y cumplir con el Objetivo No.7 (Meta 10 de los Objetivos del Milenio) que plantea reducir a la mitad para el años 2015, el porcentaje de personas que arecen de acceso sostenible al agua potable y a servicios básicos de saneamiento.

    • Elevar la cobertura de los servicios de recolección, transporte, tratamiento y disposición final de las aguas servidas, a fin de reducir la brecha existente entre estos servicios y el de agua potable, mediante la formulación y ejecución, siguiendo un orden de prioridad, de un programa de construcción de alcantarillados sanitarios en todas las localidades urbanas que carecen de los mismos.

    • Ampliar, donde sea factible, las redes colectoras de los alcantarillados existentes y rehabilitar y mejorar la operación de sus plantas de tratamiento a fin de que garanticen una disposición adecuada de las aguas residuales que mitiguen los efectos de impactos negativos sobre los cuerpos receptores.

    • Incrementar la producción de agua para reducir o eliminar déficit existentes, optimizando el aprovechamiento de la capacidad instalada, rehabilitando o reubicando captaciones superficiales y pozos existentes, mejorando las estaciones de bombeo y reduciendo fugas y desperdicios que nos permitan bajar las perdidas físicas y comerciales de agua a un nivel razonable y posponer inversiones en infraestructura.

    • Otorgar un énfasis especial al aumento de la eficiencia de las áreas de operación, mantenimiento y comercial, asignándoles recursos materiales, tecnológicos y humanos apropiados y en forma oportuna, recalificando el papel y la prioridad de estas áreas dentro de la institución.

    • Mejorar la distribución de los caudales de agua disponibles mediante la sectorización gradual de las redes en los principales sistemas de abastecimiento de agua.

    • Mejorar en forma continua la calidad del agua producida y distribuida prestando especial atención al cumplimiento de las Normas y Criterios de Calidad, rehabilitando las plantas potabilizadoras que tienen deficiencias y falencias estructurales, optimizando la operación de aquellas que presentan debilidades operativas, incorporando todos los sistemas de abastecimiento de agua a la desinfección, estableciendo como rutina de mantenimiento la limpieza y desinfección especial de redes de distribución y tanques, dándole mantenimiento preventivo a los cloradores instalados, garantizando el suministro oportuno del cloro y sulfato de aluminio que se utilizan para la potabilización del agua, aumentando y desconcentrando la cobertura de control sanitario en la redes de distribución, implementando un adecuado control de calidad de las fuentes de abastecimiento de agua e identificar todos los sistemas con fuentes superficiales que no cuenten con plantas potabilizadoras, con el fin de realizar los diseños y la ejecución de los mismos al más breve plazo.

    • Realizar un inventario técnico completo de las instalaciones y equipos de los sistemas de agua potable y alcantarillado a cargo de la institución, y mantenerlo permanentemente actualizado, para que se constituya en una herramienta eficaz y confiable para la operación y mantenimiento de dichos sistemas.

    • Diseñar e implementar en forma gradual un Programa de Mantenimiento Preventivo en las instalaciones y equipos de los sistemas operados por la institución, otorgándoles prioridad de primer orden a los sistemas que abastecen municipios cabeceras.

    • Reducir al mínimo posible los residuos creados por las actividades de la institución, promoviendo el reciclaje o reúso, y manejando adecuadamente, sin producir daño ambiental, la disposición de los lodos generados por las plantas de tratamiento de las aguas servidas.

    • Promover el establecimiento de programas de control de pérdidas en los sistemas urbanos a cargo de la institución, propiciando la participación de la comunidad en las actividades de detección y corrección de fugas en las redes de distribución y en las instalaciones intradomiciliarias.

    • Expandir en forma gradual y planificada la medición de los consumos de los usuarios en los principales acueductos urbanos, dándole preferencia a los altos consumidores industriales, turísticos, comerciales y residenciales, para reducir la demanda y racionalizar el pago del servicio.

    • Establecer un amplio programa de actualización y modernización del Catastro de usuarios de todos los acueductos urbanos a cargo de la institución en base a tecnología avanzada para que se constituya en el instrumento más eficaz y completo para el desarrollo de la gestión comercial.

    • Establecer un programa nacional de fomento del pago de los servicios de agua y alcantarillado, mediante metodologías modernas de mercadeo, que procure disminuir la percepción de gratuidad del servicio y permita recuperar gran parte de los costos en que se incurre para prestación de los mismos.

    • Desarrollar un programa de medición de la producción en todos los sistemas de agua potable a cargo de la institución que permita establecer un balance completo (por sistemas, sectores y subsectores) del agua producida y distribuida y constituya un instrumento para la reducción de pérdidas, la sectorización de redes y el diseño de tarifas.

    • Promover la investigación y el desarrollo tecnológico en los campos relacionados con la institución y divulgar los resultados y avances que se obtengan con la implementación de sus recomendaciones.

    • Modernizar la gestión informática de la institución, incluyendo software, hardware, infraestructura física y desarrollo de recursos humanos, para que esta supere su rezago tecnológico y sea un efectivo instrumento de apoyo a la gestión integral de INAPA.

    • Establecer tarifas ajustadas a la capacidad económica de los usuarios, que reflejen el costo real del servicio, calculadas con la debida transparencia y compensadas con subsidios focalizados y explícitos del gobierno, orientados a los sectores de más bajos ingresos.

    • Realizar una gestión integral y sostenible de los recursos hídricos bajo su responsabilidad directa o delegada, desde las fuentes de agua hasta la disposición final de las aguas servidas, evaluar y controlar los riesgos ambientales cumplir plenamente las normas ambientales.

    • Impulsar un proceso gradual y sostenido de transformación institucional de INAPA, introduciendo en su gestión, con los correspondientes ajustes, los criterios empresariales modernos y promoviendo un efectivo y viable proceso de desconcentración y descentralización para formar unidades de gestión provinciales, interprovinciales o regionales que sean responsables de la prestación de los servicios de agua potable y alcantarillado en sus respectivas áreas jurisdiccionales.

    • Mejorar la imagen pública de la institución mediante el fortalecimiento de la calidad de los servicios de agua potable y alcantarillado que se proveen y eficientizando las actividades de comunicación social, publicidad e información.

    • Realizar un manejo eficiente, transparente y cauteloso de los recursos financieros asignados por el gobierno, de los propios que se generan por concepto de la comercialización de los servicios de agua potable y alcantarillado y de los recursos externos que se reciben a través de convenio de asistencia técnica o financiera, reembolsable o no, y de los préstamos.

    • Desarrollar los recursos humanos en la cantidad y calidad requeridas, orientando el aprendizaje al logro de la estrategia institucional y creando condiciones que garanticen su estabilidad en el cargo, su evolución jerárquica en base al desempeño, su permanente actualización profesional y técnica y un nivel adecuado de remuneración.

    • Implementar un riguroso y efectivo sistema de medición y evaluación del rendimiento a través de indicadores de gestión predeterminados.

    • Priorizar los presupuestos para la rehabilitación y recuperación de la capacidad instalada.

    • Diseñar planes de inversión con criterios económicos y financieros para la evaluación y selección de los proyectos, con participación de las comunidades, con sentido de prioridad e impacto en los indicadores de salud y en la cobertura.

    • Mejorar la calidad técnica de los estudios y diseños, presupuesto, planos y de los estudios especializados (topográficos, suelo, hidrológicos, sísmicos, demográficos, etc.). Asimismo, mejorar la calidad de la supervisión y fiscalización de la ejecución de los proyectos, los procesos de licitación y contratación de obras, las especificaciones técnicas, los contratos, para garantizar proyectos eficientemente formulados y construidos.

    • Establecer objetivos y políticas claras con relación a la capitalización, revaluación, registro, manejo y custodia de los activos fijos de la institución.

    • Fortalecer el programa de transferencia de los acueductos rurales a los usuarios organizados en Asociaciones Comunitarias de Acueductos Rurales (ASOCAR).

    • Mejorar los sistemas de generación de proyectos de supervisión y fiscalización de obras para logar que estos cumplan con las normas de calidad y eficiencia, y sean construidos de conformidad con los planos y especificaciones, sin sobrecostos y en los plazos pactados.